Ruta

El país que visitamos en realidad es Croacia, aunque hicimos incursiones en Eslovenia, Bosnia y Herzegovina, y Serbia, que es donde llegó nuestro vuelo; elegimos este aeropuerto porque nos salía bastante más económico que llegar a Zagreb.

Nada más llegar al Aeropuerto de Belgrado cogimos la furgoneta para ir a Zagreb, luego pasamos a Eslovenia a visitar unas cuevas y un castillo; y ya nos fuimos hacia la Costa Adriática. Comenzamos por Istria, luego seguimos la costa hacia el sur, aunque hicimos una excursión hacia el interior para visitar los impresionantes Lagos de Plitvice, luego la zona de Dalmacia, visitando varias ciudades y un par de islas; y finalizamos el país con Dubrovnik “la perla del adriático”. Luego ya pasamos a Mostar y Sarajevo, en Bosnia y Herzegovina, y finalmente Belgrado en Serbia.

Al final fueron 2.400 kilómetros, cuando la planeamos sobre el papel, la ruta no era tan cansada, pero tuvo que ser un poco más rápida de lo que a nosotros nos hubiera gustado. Una pena que tuviéramos que ver Dubrovnik en una tarde, y también una pena no dedicarle un poco más a Zagreb, nos gustó mucho. También fue una pena, que al final en Belgrado, tuvimos la sensación de perder una tarde; con lo bien que la hubiéramos aprovechado en otras ciudades.

Este viaje lo realizamos 6 personas, en esta ocasión fuimos los mismos que el viaje del año anterior, los habituales Luis y Lourdes, y también Sara y Mª Ángeles.

Fechas: 16 al 30 de septiembre de 2018.

Ruta del viaje:
Día 1: vuelos a Belgrado y llegada a Zagreb.
Día 2: Zagreb.
Día 3: Postojna, Predjama y Poreč.
Día 4: Poreč, Rovinj y Pula.
Día 5: Pula, Rastoke y llegada a Grabovac.
Día 6: Lagos Plitvice y Zadar.
Día 7: Trogir y Split.
Día 8: Isla de Brač y vuelta a Split.
Día 9: Isla de Korčula.
Día 10: atrapados en la Isla de Korčula.
Día 11: barco, carretera y Dubrovnik.
Día 12: Mostar y Sarajevo.
Día 13: Sarajevo, Srebrenica y Belgrado.
Día 14: Belgrado.
Día 15: vuelta a casa.


Datos de interés

IDIOMA

Pues como siempre, chapurreando inglés nos hemos entendido, en esta ocasión la ventaja fue, que al tener datos, podías consultar cualquier cosa por internet. No nos hemos encontrado muchos que hablaran español, algunos entendían algo, pero poco.

Como siempre intentamos aprendernos algunas palabras en el idioma local, pero esta vez eran varios. Hay palabras en los idiomas croata, bosnio y serbio, que al provenir del serbocroata son iguales; las palabras escritas en mayúscula es más o menos como se pronuncian, si es un signo igual es que más o menos es parecido a como se lee.

ESPAÑOL                                        SERBOCROATA
Buenos días                                    Dobro jutro DOBRO YUTRO
Buenas tardes                                 Dobar dan = (el saludo más común)
Buenas tarde-noches                      Dobra večer DOBRA VECHER
Buenas noches                               Laku noć LAKU NOCH
Gracias                                           Hvala JAVÁLA
Muchas gracias                              Puno Hvala PUNO JAVÁLA
De nada o por favor                        Molim =
Lo siento                                         Žal mi je YALMIE
Cerveza                                          Pivo =
Agua                                               Voda =

Español                                            Croata
Hola y adiós                                     Bok =
Disculpe                                           Oprostite =

Español                                            Bosnio y Serbio
Hola                                                  Zdravo ESDRAVO
Adiós                                                Ćao CHAO
Disculpe                                           Izvinite ISSVINITE

Además, el serbio puede ser escrito en dos alfabetos diferentes: cirílico serbio y latino serbio, ambos oficiales. Por ejemplo, en Belgrado, los nombres de las calles te las puedes encontrar en los dos idiomas o sólo en cirílico serbio, en este último caso, complica bastante por ejemplo saber en qué calle estas.  

Por YouTube encontré un par de vídeos para practicar un poco, son cortitos, pero están muy bien.



MONEDA

Ha sido un viaje de volverse un poco loco con las monedas, ya que, además del euro, manejamos tres monedas. Siempre que podíamos pagábamos con tarjeta, usamos la Revolut y en alguna ocasión la Bnext, que no cobran comisión por pagar en otra moneda y además el cambio que hacen es bastante real; se van recargando desde otras tarjetas y para ir en grupo es muy práctico, porque es como un bote común. Prácticamente las aceptaron en cualquier sitio un poco turístico, excepto en Split que en la mayoría de sitios no aceptaban pago con tarjeta.

En Eslovenia tienen euro.

En Croacia tienen la kuna (símbolo kn y HRK) con un cambio alrededor de 1 € = 7’40 kn.


En Bosnia y Herzegovina tienen el marco bosnioherzegovino (símbolo KM y BAM) con un cambio alrededor de 1 € = 1’95 BAM.


En Serbia tienen el dinar serbio (símbolo дин y RSD) con un cambio alrededor de 1 € = 118


Nos sorprendió que en muchos sitios aceptaban el euro, en realidad lo aceptan en cualquier parte, pero muchas veces haciendo un cambio bastante malo.

Sin embargo en Mostar, Sarajevo y hasta en Belgrado, podías pagar en euros tranquilamente con buen cambio, a veces incluso salía mejor que pagar con su moneda. Lo que pasa que nosotros esto no lo sabíamos y no llevábamos tantos euros en monedas y billetes pequeños; no nos hubiera hecho falta ni cambiar moneda, para tan poco tiempo.

CAMBIO Y CAJEROS

En vista de las altas comisiones que se quedan los bancos, decidimos no cambiar moneda en España.

En estos hay países hay muchas casas de cambio y suelen ser siempre muy visibles, había que buscar la palabra MJENJAČNICA.

Aunque la mayoría del viaje transcurrió por Croacia, llegamos a Serbia y caímos en la cuenta de que íbamos a necesitar dinares serbios para pagar la autopista, que no sería mucho, pero tampoco queríamos arriesgar a ir a pagar con tarjeta y que no funcionara o no fuera admitida.

En la zona de recogida de equipaje había un cajero de esos de cambio, en los que se meten los billetes, cambiamos algo de dinero y no salió el cambio a 113. Luego mientras estábamos con los papeleos del coche, pensamos que era muy poco dinero y cambiamos algo más en otro cajero de cambio, este hizo algo mejor el cambio, pero se quedó comisión del 2%, así que en realidad al final salió muy parecido al otro, 113’6.

La primera noche en Zagreb tiramos de tarjeta, pero la mañana siguiente los madrugadores fueron a buscar kunas, tras un par de casas de cambio, que lo ofrecían a 7’10 e incluso 7, encontraron una a 7’35; así que ahí cambiamos una cantidad considerable para tirar bastantes días; indicar que daba igual cambiar poca cantidad de dinero que mucha, el cambio era el mismo. Normalmente en las casas de cambio no hay ninguna comisión aparte, pero siempre hay que preguntar en varias, porque pueden estar una junto a otra y darte cambios muy diferentes. Donde nosotros cambiamos fue en LIRA MJENCAĆNICE en ulica Teslina 5.

Días más tarde, en Vela Luka ya nos quedaban pocas kunas, y pensamos que lo más rápido sería buscar un cajero para sacar unas pocas. Con la Bnext probamos en tres cajeros, uno nos salió que hacia el cambio a 6’79, otro incluso menos y un tercero ni indicaba a cuanto lo hacía; así que declinamos esta opción y al final encontramos una casa de cambio que nos lo daba a 7’20, así que lo dimos por bueno. Tras esta experiencia con el cambio en los cajeros, ya no probamos más.

Una vez en Dubrovnik, en nuestra última noche en Croacia, había que deshacerse de las kunas, así que en la calle principal vimos una casa de cambio a un precio razonable, y cambiamos las kunas a marcos bosnios, luego volvimos a cambiar algo más pero desde euros; indicar que cuando das euros, primero lo pasan a kunas y luego a marcos bosnios. El cambio de euros a kunas fue a 7’10 y el de kunas a marcos bosnios a 3’95; el cambio no estaba muy allá aunque tampoco estaba mal para ser la calle principal, pero como no nos podíamos entretener y nos pareció razonable cambiamos.

Antes de salir de Bosnia en una comida en Bratumac (cerca de Srebrenica y de la frontera con Serbia), conseguimos deshacernos de todos los marcos bosnios que nos quedaban pagando una comida, mitad en marcos bosnios y lo que faltaba en euros; preguntamos y nos lo aceptaron.

De los dinares serbios que habíamos cambiado el día de llegada quedaban poco, y los utilizamos para pagar una autopista y para agua que compramos en algún quiosco; y la verdad que no necesitamos más efectivo, pagamos todo con tarjeta sin problema.

Las casas de cambio siempre son la mejor opción en estos países, solo que a veces tienes que buscar un poco para que te den un cambio bueno.

CLIMA

En la costa durante el día, temperaturas cercanas a los 30º, íbamos buscando sombra, y por la noche muy agradables, cercanas a los 20º.

En el interior, como en los Lagos Plitvice, ya más frescas, por el día unos 20º y por la noche 10º.

Y luego, ya en lugares como Sarajevo o Belgrado bastante fresco, por el día 15º máximo, con sensación de bastante fresco, y por las noche y mañanas con temperaturas entre los 5º y 8º grados; para nosotros frío y más al venir de días bastante calurosos.

PARKING

Buscamos todos los alojamientos con parking siempre que pudimos, y siempre especificamos que se trataba de una furgoneta, y la verdad es que en algunos hoteles, pudimos aparcar gracias a la pericia del conductor, pues era bastante difícil.

En la mayoría de hoteles fue gratis y en alguno que suponíamos que era de pago, no nos cobraron; suponemos que en temporada alta si cobraran.

En un par de casas (concretamente en Split y Dubrovnik) el parking era en la calle, pero tuvimos suerte y conseguimos aparcar cerca.

El resto de parkings (durante el día mientras íbamos de ruta), pues al ser sitios turísticos, normalmente eran parkings con barrera, y en algunos sitios tipo ora; los precios nos parecieron bastante razonables y no tuvimos que buscar mucho.

CARRETERAS

La velocidad en estos países, pues la normal más o menos.


Siempre que podíamos íbamos por autopista, la furgoneta en la mayoría de ocasiones, se consideraba vehículo tipo 2. En autopistas hemos gastado aproximadamente: 640 kunas, 550 dinares serbios y 5 marcos bosnios; que son alrededor de 95 €.

Las autopistas por Croacia estaban en muy buen estado, eso sí, encontramos bastantes obras; los túneles, que cruzamos bastantes y alguno bien largo, muy bien señalizados e iluminados. Sin embargo en Serbia, la autopista tenía bastante fastidiado el asfalto.

El resto de carreteras en Croacia, generalmente con un buen asfalto, pero claro la zona de la costa se hace un poco pesada con tanta curva, por lo menos en la tercera fila de la furgoneta.

En Bosnia y Herzegovina y en Serbia, sin que el asfalto estuviera muy mal, como casi todo el trayecto transcurrió por carreteras naciones y locales, entre las curvas y la cantidad de pueblos que había que cruzar, se hizo bastante pesado.

VIÑETAS

Tuvimos que comprar viñeta para ESLOVENIA, la mínima es semanal, nosotros la compramos en la última gasolinera de Croacia antes de entrar en Eslovenia, pero también se puede comprar en la primera al entrar en el país. Para los vehículos normales es de 7’50 €, pero en nuestro caso, como la furgoneta se considera vehículo tipo 2 fueron 15 €.

En la web está toda la información con precios y gasolineras donde se puede comprar.

COCHE

Alquilamos directamente en Hertz, y una vez en la pequeña oficina en el aeropuerto de Belgrado, comenzaron los problemas. Al hacer la reserva pagamos 612 € y luego allí había que abonar 195 € por el seguro a todo riesgo sin franquicia y el conductor adicional; una vez allí nos querían retener 2.700 € de depósito (habíamos acordado con Hertz que no había deposito al contratar el seguro sin franquicia), o pagar 400 € y dejar 700 € de depósito. Al final tras un buen rato de discusión pagamos 200 € y dejamos 700 € de depósito.

No habíamos empezado nada bien, pero no sabíamos que todavía nos quedaba lo peor; en la oficina nos recomendaron que cuando no estuviéramos en marcha, quitáramos la caratula del radio-cd, porque la batería se podía descargar; eso sonaba fatal.

Resulta que la furgoneta (una Volkswagen Multivan) estaba hecha polvo, tenía 108.000 km. y para empezar no arrancaba, cuando consiguieron arrancarla, al pararla para volver a arrancarla daba muchos problemas, y ni cortos sin perezosos, delante de nuestras narices se fueron a otro coche, le quitaron la batería y se la pusieron a la furgoneta. Cada vez que les decíamos que como era posible eso, ellos contestaban que funcionaba bien, que al traerla del lavadero, era cuando les había pasado; otra mentira, porque el coche hacía bastante días que no había visto el agua.

Nuestro cabreo iba aumentado, y viendo aquello nos pusimos a comprobarlo todo al detalle, y la cosa no acababa ahí, una luz fallaba, el limpia iba mal, al aire acondicionado le costaba coger frío; el vehículo no nos gustaba nada. Les pedimos que nos dieron otro, ellos alegaban que no tenían más, la única solución que nos daban era que mañana la revisara un mecánico, algo que no nos convencía porque esa noche nosotros no dormíamos en Belgrado si no en Zagreb, y porque a esas alturas no nos fiábamos de que el mecánico le echara un simple vistazo o que ni la mirara y nos dijera que estaba arreglada. Mientras, allí teníamos a uno que de vez en cuando nos daba el papel para que le firmáramos nuestra aceptación.

Desde el principio la furgoneta no nos convenció, porque 108.000 km para un vehículo de alquiler son muchos, y viendo todos los problemas que iban saliendo nos mantuvimos firmes en que no la íbamos a coger, porque dos semanas de ruta con ese vehículo no nos daba ninguna seguridad. Como mucho, accedíamos a cogerla y mañana cambiarla en Zagreb, pero ellos nos decían que allí no tenían oficina, otra mentira.

Viendo que no nos daban solución, porque nosotros les decíamos que ese vehículo no estaba correcto, que nos dieran otro, que si no tenían que fueran a otra compañía, y ellos decían que no tenían otro, que lo máximo que podían ofrecernos es que mañana lo revisara un mecánico, porque era domingo y según ellos no tenían servicio; decidimos llamar a Hertz a España.

A pesar de que la llamada nos iba a costar carísima, no vimos otra solución, les contamos el problema y al final ellos hablaron con uno de Hertz y rápidamente fueron a alquilarlo a otra compañía, ni disimularon, fueron directos a una, en concreto UniRent. Nos dieron una Opel Vivaro con 8.000 km, eso ya era otra cosa, fueron muy rápidos y el trato fue muy correcto.

En aquellos momentos ya se inició la reclamación y se dejó abierta hasta nuestra vuelta a España, cuando aportaríamos la documentación. Desde Hertz España se supone que nos devolverán la diferencia (porque el segundo alquiler había que pagarlo y era más caro que el de Hertz) y el importe de la llamada. Hacia el final del viaje Hertz nos devolvió el importe de su alquiler, pero en fecha actual (noviembre) todavía sigue la reclamación su curso y no nos han devuelto ni la diferencia del alquiler, ni la llamada.

Para los 2.400 km gastamos 193 litros de gasoil, lo que supuso 253 € y un consumo medio de 12’43 litros. El precio medio del litro salió a 1’30 así que al final incluso más cara que aquí, y más teniendo siendo diésel.

COMIDA

Hemos comido bastante bien, en Croacia mucho calamar frito y a la plancha, muy ricos siempre.

En algunas zonas de Croacia hay mucho restaurante italiano, así que tampoco han faltado la pasta y la pizza.

También hemos probado los cevapis (llamados también, ćevapčići), que vendrían a ser una especie de carne picada con forma de longaniza que va siempre acompañada de pan, y a veces con cebolla; y en Bosnia lo acompañan para beber de kajmak (una crema láctea típica del país). La carne va cambiando según zonas y regiones, puede ser cerdo, vacuno y cordero; y suelen servirse en unidades de 5, 10 o 15, y es bastante barato.

Foto: wikipedia (Brenda Annerl)

A veces pedíamos una parrillada de carne para compartir para varias personas, solía haber bastante variedad y solían ser bastante grandes generalmente; muchos días en vez de comida para seis personas, pedíamos para cinco y no faltaba comida.

GUIAS

Realizamos cuatro visitas con guía, y a pesar de cogerlos para nosotros solos nos parecieron unos precios bastante razonables y nos gustaron todos. Reservamos en webs que no conocíamos, pero en todas muy bien.

ZAGREB, 3 horas y media, 120 €.
Reservado en la web GETYOURGUIDE, muy cómodo porque ves si hay disponibilidad y a qué hora; se paga por internet. El guía pasó por nuestro hotel a recogernos y desde allí comenzamos la visita, nos gustó mucho y se nos hizo muy agradable y  amena la mañana.

PULA-Anfiteatro 1 hora, 65 €.
Contactamos a través de la web PRIVATE GUIDE, esta funciona diferente a la anterior, aquí contactas directamente con los guías a través de la web. Nosotros contactamos con Maja Suran a través de la web para ver disponibilidad, y luego ya pasamos a mails y el whastsapp; le pagamos en metálico allí. Quedamos con ella en el anfiteatro y muy bien, nos hizo unas explicaciones que nos gustaron mucho.

SPLIT 2 horas, 132 €.
Lo reservamos sobre la marcha en la web GETYOURGUIDE, aunque nos apetecía mucho por el Palacio de Diocleciano, no reservamos desde casa porque no teníamos claro si nos iba a dar tiempo; pero ese mismo día en la hora de la comida, como consultamos en la web y nos salió que estaba disponible, reservamos para las 6 de la tarde. Evidentemente acabamos la visita de noche, pero nos gustó mucho, conocer la historia del Palacio y de Split está muy bien.

BELGRADO 3 horas, 85 €.
En la web PRIVATE GUIDE comenzamos a contactar con varios guías (en concreto cuatro), solo contestó uno, tardo varios días y cuando contestamos que nos interesaba iban pasando los días y no decía nada. Al final lo que hicimos fue, desde la web oficial de Turismo de Belgrado, aunque no ofrecía en español, vimos que compañía las hacía en inglés y contactamos directamente con ellos. BELGRADE WALKING TOURS fueron muy rápidos en contestar y darnos los detalles. Nuestra guía muy divertida, incluso intento que aprendiéramos algo de serbio; aunque pienso que a la visita le sobraron lugares que no le vimos mucha importancia y sin embargo faltó ir a San Sava, aunque fuera en transporte público.

ANULADA DUBROVNIK 2 horas, 94 €.
Reservada en GETYOURGUIDE, pero la tuvimos que anular por fuerza mayor, a los pocos días nos habían devuelto el importe, en esta web aunque pagas al reservar puedes anular hasta 24 horas antes, pero a nosotros al ser por fuerza mayor, faltando menos de 24 horas nos devolvieron el importe. La guía nos ofrecía otro día y otra hora, pero no estábamos seguros de llegar. 

Guerras Yugoslavas

Conocer la historia de estos países es bastante bastante complicado, por dicho motivo, leí bastante, de fuentes muy diversas y logré hacerme una pequeña idea más o menos; seguramente habrá algún dato incorrecto, pero siempre he intentado contrastar la información por varias webs o artículos.

Este es un pequeño resumen de las Guerras Yugoslavas en orden cronológico:

ESLOVENIA

Tras las primeras elecciones democráticas, celebradas en diciembre de 1990, el 25 de junio de 1991, Eslovenia fue el primer país en independizarse; con apenas oposición del ejército yugoslavo, que no quiso malgastar recursos en esta campaña que se limitó a 10 días, por considerarla una zona “étnicamente homogénea” con muy pocos serbios. Pero con ella se inició la mecha secesionista en las demás repúblicas.

CROACIA

Fue la siguiente, tras las elecciones en mayo de 1991, declaró su independencia el 25 de junio, pero no tuvo efecto hasta el 8 de octubre. La minoría serbia de Croacia (alrededor de un 12%) no aceptó la independencia y proclamó la República Serbia de Krajina como región autónoma (sin reconocimiento internacional). En enero de 1992 fue reconocida por la Comunidad Europea y un poco más tarde por la ONU, que a través de la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas (UNPROFOR por sus siglas inglés), tomó el control de algunas zonas y acabó con algunos conflictos militares. Pero en el verano de 1995 las fuerzas croatas con la Operación Tormenta, recuperaron la República Serbia de Krajina y provocaron la expulsión de unos 250.000 serbios; esta operación está considera como una de las mayores actuaciones de limpieza étnica por parte de las fuerzas croatas en las guerras yugoslavas.

BOSNIA Y HERZEGOVINA

Proclamó su independencia tras el referéndum del 1 de marzo de 1992, los bosniacos (bosnios musulmanes) y los bosniocroatas apoyaron la independencia, pero los serbobosnios se opusieron; y días después los serbobosnios respondieron creando la República Serbia de Bosnia (República Srprka). Un mes más tarde comenzó la guerra, que duró hasta finales de 1995, con la firma de los Acuerdos de Dayton. Una guerra que conmocionó a Europa, por su grado de barbarie y crueldad, siendo con diferencia el conflicto más sangriento de las guerras yugoslavas; lucharon serbios, croatas y bosnios, que estaban diferenciados y divididos principalmente por su religión (ortodoxa, católica y musulmana). Tristes y famosos capítulos como el sitio de Sarajevo o el genocidio de Srebrenica, son conocidos por todos.

MACEDONIA

Declaró su independencia el 8 de septiembre de 1991, pero el ejército yugoslavo no intervino porque podría haber supuesto un conflicto a gran escala, que podría haber involucrado a Albania y Bulgaria, incluso a Grecia y Turquía que eran miembros de la OTAN; y además la intervención de Serbia hubiera distraído unidades militares muy necesarias en otros frentes. La ONU reconoció el estado con el nombre provisional de Antigua República Yugoslava de Macedonia (o FYROM por sus siglas en inglés), pues Macedonia fue rechazada por Grecia, por considerarlo un nombre helénico.

Recientemente el 30 de septiembre de este año, se ha celebrado un referéndum sobre el cambio de nombre a República de Macedonia del Norte; pero aunque la votación fue favorable, la participación fue tan escasa, que no se pudo considerar válida por falta del quórum necesario. La pregunta que se planteó fue "¿estás a favor de pertenecer a la Unión Europea y a la OTAN aceptando el acuerdo entre la República de Macedonia y la República de Grecia?”. Tras este último intento fallido del cambio de nombre, la disputa que ya dura más de 25 años, todavía continúa.

KOSOVO

La escalada de violencia étnica entre albaneses y serbios, alcanzó sus máximos en 1998 y acabó interviniendo la OTAN para detener la Guerra de Kosovo, llevando cabo un bloqueo comercial contra la República Federal Yugoslava; tras un ultimátum, la OTAN acabó bombardeando Serbia entre marzo y junio de 1999.

Tras la guerra quedó bajo la administración de la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo (MINUK por sus siglas en inglés).

El gobierno de Kosovo declaró unilateralmente su independencia de Serbia el 17 febrero de 2008, con el apoyo de Estados Unidos y la mayor parte de la Unión Europea. Actualmente algo más de 100 países de los 193 miembros de la ONU, reconocen su independencia; se oponen Serbia, Rusia, China y España entre otros.

En junio de 2008 llegó la misión EULEX (misión civil de la Unión Europea en Kosovo para el imperio de la ley), que es una misión de la Unión Europea que tiene como objetivo ayudar a la mejora de las instituciones y al fortalecimiento del estado de derecho, junto a la lucha contra la corrupción; pero tras diez años han conseguido poco, incluso han sido acusados algunos de sus miembros de corrupción. El mandato había sido establecido para diez años, pero ha sido ampliado un par de años más, hasta junio de 2020.

Algunos historiadores mantienen que el apoyo de Estados Unidos se debe a intereses de las multinacionales norteamericanas y alianzas militares. Uno de los hechos más cuestionados ha sido la creación de Camp Bondsteel, una base militar que se encuentra en una zona de elevado interés estratégico, cerca de Oriente Medio, Cáucaso y Rusia; y que permite el control de oleoductos y corredores energéticos vitales.

Su Presidente actual, Hashim Thaçi, fue uno de los fundadores y líderes de la organización terrorista Ejército de Liberación de Kosovo (UÇK). En 2008 tan solo un mes después de ser proclamado Primer Ministro y haciendo caso omiso de las recomendaciones, declaró unilateralmente la independencia. Aunque no se ha podido comprobar, desde hace años hay sospechas de que ha financiado sus actividades a cargo de la mafia albanesa, con el tráfico de heroína, cocaína, armas e incluso tráfico de órganos; y también a través de las mafias enviadas a España, destinadas al robo de viviendas de lujo, para la financiación de la guerra con Serbia.

Su Primer Ministro, Ramush Haradinaj, fue un ex jefe guerrillero del Ejército de Liberación de Kosovo (UÇK), considerado como una de las personas más poderosas de la mafia del país. Fue acusado en 1999 por el Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia, de crímenes de guerra, pero absuelto en 2008, tras el fallecimiento de 9 de los 10 testigos que iban a declarar; en 2010 volvieron a juzgarle, aunque fue absuelto por falta de pruebas concluyentes.

Según dicen, Kosovo es un país con mayoría musulmana pero de costumbres occidentales, situado en el corazón de Europa pero satélite de Estados Unidos y teóricamente independiente pero completamente aislado de Europa, que no permite que sus estados otorguen visados a los kosovares.

Croacia, un poco de historia

Tras griegos y romanos, los croatas llegaron a principios del siglo VII, y el Reino de Croacia comenzó a alcanzar su auge con el siglo XI.

Posteriormente durante cuatro siglos estuvo gobernado por el Sabor (parlamento) y un Ban (virrey) designado por el monarca húngaro. Durante ese periodo el Imperio otomano se convirtió en una amenaza y la República de Venecia comenzó su lucha por el control de las costas del Adriático.

En 1428 los venecianos tomaron el control de la mayor parte de Dalmacia, a excepción de la ciudad-estado de Dubrovnik que permaneció independiente. Un siglo después, tras múltiples victorias otomanas, y quedar parte bajo el Imperio austrohúngaro, entre 1797 y 1809 fue ocupada por los franceses. Tras la conquista un siglo después por los austriacos, dos años más tarde con el Congreso de Viena, fue anexionada al Imperio austriaco. Durante la Revolución húngara de 1848, Croacia apoyó a los austriacos, con el Ban Josip Jelačić, que ayudó a derrotar a los húngaros.

En 1918 el Sabor declaró la independencia y decidió unirse al recién formado Reino de los Eslovenos, Croatas y Serbios; la constitución de 1921 terminó con la autonomía croata. En 1929 el rey Alejandro I Karađorđević, clausuró el parlamento y proclamó una dictadura real, cambiando el nombre del estado por Reino de Yugoslavia.

En 1941 la Alemania Nazi e Italia ocuparon Yugoslavia, tras la que algunas partes de Croacia y Bosnia-Herzegovina se incorporaron al Estado Independiente de Croacia (un estado títere de los nazis). Dicho estado fue gobernado por la Ustacha (en croata, Ustaša), una organización terrorista nacionalista croata aliada con el nacismo, que se caracterizaba por el uso continuado de la violencia con una crueldad extrema para alcanzar su fin, la independencia de Croacia; aunque utilizaron el catolicismo para popularizar su ideología, en realidad eran nacionalistas, especialmente antiserbios. Este régimen, liderado por Ante Pavelić, condujo a una limpieza étnica y genocidio contra judíos y gitanos, pero principalmente serbios. Ante Pavelić murió en Madrid en 1959 y está enterrado en el cementerio madrileño de San Isidro.

El principal campo de concentración durante el régimen Ustacha, fue el de Jasenovac, donde se calcula que fueron asesinadas alrededor de 700.000 personas, en su mayoría serbios; los actos de salvajismo cometidos allí podrían superar incluso a los de Auschwitz. Este campo de concentración fue dirigido por Vjekoslav "Maks" Luburić, que fue asesinado en su casa de Carcagente (municipio de la provincia de Valencia) en 1969 por Ilija Stanic, un supuesto agente de los servicios secretos yugoslavos, y por Dinko Šakić, que tras la guerra huyó a Argentina, extraditado a Croacia en 1998, fue declarado culpable de crímenes de guerra, fue sentenciado a 20 años de prisión, murió en Zagreb por un problema cardiaco en 2008.

Finalmente como los partisanos yugoslavos de Tito ganaron el reconocimiento y la ayuda de los Aliados, fueron los que obtuvieron el control de toda Yugoslavia. Tras la Segunda Guerra Mundial, Croacia pasó a formar parte de la Republica Federal Socialista de Yugoslavia, gobernada por Tito.

Tras varios años de protestas surgió el movimiento político Primavera Croata que reclamaba una mayor autonomía cultural, política y económica en favor de Croacia; en 1971 las protestas fueron reprimidas por el estado yugoslavo, pero sin embargo la constitución yugoslava de 1974 incrementó la autonomía de las unidades federales.

En la década de los 80 la situación política en Yugoslavia se iba deteriorando, y una muestra de ello eran los incidentes en los partidos de futbol, sobre todo entre los equipos de Croacia y Serbia.

En 1990 se celebraron en Croacia las primeras elecciones libres y multipartidistas, en las que el triunfo de Franjo Tuđman aumentó todavía más las tensiones; Tuđman fue el líder y creador del partido Unión Democrática Croata. Todo esto llevó a que Croacia tras un referéndum, declarara su independencia el 25 junio de 1991, pero no fue efectiva hasta el 8 de octubre. Entonces los serbios que vivían en Croacia, como no aceptaron la independencia, crearon la República Serbia de Krajima, en un intento de independizarse de Croacia, pero nunca obtuvieron el reconocimiento internacional.

En los días posteriores a las elecciones, el 13 de mayo de 1990, tres mil ultras del Estrella Roja de Belgrado viajaron a Zagreb, para presenciar el partido contra el Dinamo; dicho partido acabó en una batalla campal ente los ultras de ambos equipos y supuso la mecha para el inicio de la guerra.

Todos los problemas étnicos y políticos desembocaron en la Guerra Croata de Independencia, donde el ejército yugoslavo y paramilitares serbios atacaron el país. El 15 de enero de 1992, Croacia fue reconocida por la Comunidad Económica Europea y poco después por la ONU; que tomó el control de algunas zonas, acabando con algunos conflictos militares.

Pero fue en agosto de 1995 con la Operación Tormenta, cuando recuperaron la República Serbia de Krajina, y supuso el fin de la guerra. Dicha operación provocó la expulsión de unos 250.000 serbios, la operación dirigida por el ejército croata, estuvo liderada por Franjo Tuđman (presidente de la República de Croacia) y Gojko Šušak (Ministro de Defensa). Durante el conflicto se utilizó un saludo croata Za dom spremni! ("Por la patria, ¡listos!"), que tenía su origen en el movimiento Ustacha de la Segunda Guerra Mundial. Esta operación está considera como una de las mayores actuaciones de limpieza étnica, por parte de las fuerzas croatas en las guerras yugoslavas.

Tras la guerra, el gobierno de Franjo Tuđman fue perdiendo popularidad, y tras su muerte, se celebraron las primeras elecciones totalmente democráticas en 2000, siendo elegido como presidente Stjepan Mesić.

En 2011 el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, declaró culpables a varios generales croatas (Gotovina, Markac y Cermak), por diversos crímenes de guerra; pero en 2012 el Tribunal revocó la sentencia por falta de pruebas.

Diez años después de presentar su solicitud de ingreso en la Unión Europea, el 1 de julio de 2013, Croacia se convirtió en miembro.

Desde 2015 su Presidenta es Kolinda Grabar-Kitarović que pertenece al partido Unión Democrática Croata (partido conservador de centroderecha, que es el que fundó el primer Presidente del país, Franjo Tuđman). Y desde 2016 el Primer Ministro es Andrej Plenković, que pertenece al mismo partido que la Presidenta.

Su población aproximadamente es en un 85-90% croata (católicos) y en un 4-5% serbios (ortodoxos).

Foto: wikipedia

Como curiosidad, en Croacia se “inventó” la corbata (kravata) a mitad del siglo XVII, la primera vez se vio en los uniformes de guerra de los soldados croatas en la Guerra de los Treinta Años. Pero el mérito de su popularidad mundial lo tienen los aristócratas franceses, que rápidamente la adaptaron a su vestuario. El nombre francés cravate surgió del nombre hrvat (que significa, croata).


Personas importantes:

Nikola Tesla

Fue un físico, matemático, ingeniero eléctrico y célebre inventor, nacido en 1856 en Smiljan (entonces Imperio austríaco y actualmente Croacia), era hijo y nieto de sacerdotes de la Iglesia ortodoxa serbia, y siempre evitó la elección entre serbio y croata, llegando a manifestar "me siento tan orgulloso de mis raíces serbias, como de mi patria croata".

Un genio de la electricidad, que fue el creador de la corriente alterna, entre sus muchos inventos le debemos la radio, las bobinas para el generador eléctrico de corriente alterna, las bujías, el alternador, el control remoto y otros descubrimientos que han hecho más fácil la vida.

Inventó la radio en 1895, pero el italiano Marconi en 1904 presentó la patente, ganando el Premio Nobel en 1909. Murió en Nueva York en 1943 con 86 años, y pocos meses después la Corte Suprema de Estados Unidos, reconoció el mérito de Tesla y le devolvió la patente.

Tenía un total de al menos 308 patentes de 27 países diferentes (112 registradas en Estados Unidos, en España hay 6 registradas), muchas de estas patentes están relacionadas con las mismas invenciones.

En Serbia está considerado un héroe nacional, y en 1952 se creó el Museo Nikola Tesla en Belgrado. Los billetes de 100 dinares llevan su imagen en el anverso, y el principal aeropuerto del país fue renombrado en 2006 como Aeropuerto de Belgrado-Nikola Tesla.


Eduard Slavoljub Penkala

Nacido en 1871 en lo que hoy es Eslovaquia (de padre polaco y madre holandesa), estudio química en Dresde, donde conoció a la que fue su esposa, tras la boda se mudaron a Zagreb.

Fue un extraordinario inventor e innovador, en 1906 obtuvo la patente del primer lápiz mecánico del mundo, que fue todo un éxito y en 1907 creó la primera pluma estilográfica del mundo con tinta sólida; junto con el empresario Edmund Moster, fundó una fábrica que todavía existe, con el nombre de TOZ Penkala.

Fascinado con los vuelos de los pioneros de la aviación, construyó el primer avión croata en 1910, casi todo Zagreb fue testigo del primer vuelo público del Monoplano Penkala, pilotado por Dragutin Novak.

Con un total de 80 patentes, sus muchos inventos fueron de lo más variado, detergentes, frenos de vagones y remedios contra el reumatismo, entre otros.

Murió de neumonía en Zagreb en 1922 con 50 años, está enterrado en el cementerio  Mirogoj de Zagreb.

Bosnia y Herzegovina, un poco de historia

Tras el paso del Imperio romano y el Imperio bizantino, con la llegada de los otomanos en el siglo XV, la mayoría de los habitantes aceptaron el islam; continuó bajo dominio turco hasta 1878 cuando pasó al Imperio austrohúngaro, hasta su disolución en 1918, tras el fin de la Primera Guerra Mundial.

Después pasó a formar parte del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, que en 1929 pasó a llamarse Reino de Yugoslavia, y tras finalizar la Segunda Guerra Mundial se denominó República Socialista de Bosnia y Herzegovina; siendo una de las seis repúblicas de la República Federativa Socialista de Yugoslavia.

El 1 de marzo de 1992, tras un referéndum, proclamó su independencia como República de Bosnia y Herzegovina, los bosniacos (bosnios musulmanes) y los bosniocroatas, apoyaron la independencia; pero los serbobosnios se opusieron y tan solo dos días después respondieron con la República Serbia de Bosnia (República Srpska). Un mes más tarde comenzó la Guerra de Bosnia, que duró hasta finales de 1995; una guerra que conmocionó a Europa, por su grado de barbarie y crueldad, siendo con diferencia el conflicto más sangriento de las guerras yugoslavas; lucharon serbios, croatas y bosnios, que estaban diferenciados y divididos principalmente por su religión (ortodoxa, católica y musulmana). Tristes y famosos capítulos como el sitio de Sarajevo o el genocidio de Srebrenica, son conocidos por todos.

La guerra finalizó con la firma de los Acuerdos de Dayton, creando la REPÚBLICA FEDERAL DE BOSNIA Y HERZEGOVINA, con dos entidades autónomas, la FEDERACIÓN DE BOSNIA Y HERZEGOVINA (integrada por zonas de población bosniaca y bosniocroata, ocupando el 51 % del territorio) y la REPÚBLICA SRPSKA (con población serbobosnia, ocupando el 49 % del territorio). Todavía quedan servicios como correos o teléfonos que siguen separados, pero algunos como la seguridad social y la televisión pública ya se han fusionado; actualmente el tener tantos estamentos separados (donde cada una de las comunidades étnicas sigue conservando el poder), obstaculiza su acceso a la Unión Europea. Por ejemplo los billetes poseen en el reverso distintos diseños, unos pertenecientes a la Federación de Bosnia y Herzegovina, y otros pertenecientes a la República Srpska.

La Constitución de la República Srpska, indica que Sarajevo es su capital, pero la mayoría de la ciudad no forma parte del territorio, su capital de facto es Bania Luka. Cuando Montenegro se separó de Serbia en 2006, comenzó la idea de un referéndum de independencia, aunque su presidente ha indicado que sólo lo hará si peligra la autonomía. Pero los estados creados bajo los Acuerdos de Dayton, no tienen derecho a secesión. Algunos críticos sostienen que dicho acuerdo, más que solventar el problema, ha congelado el conflicto, porque lo que ha hecho es perpetuar las divisiones étnicas. Y hay gente que cree que con el tiempo será independiente, porque Bosnia y Herzegovina es un estado inventado que sólo existe en el papel; pero con la declaración de independencia, correría el riesgo de quedar diplomáticamente y económicamente aislado.

Actualmente es una de las repúblicas más pobres de la antigua Yugoslavia, debido a la devastadora guerra sufrida durante cuatro años.

El 8 de marzo de 2000 se constituyó el Distrito de Brčko, como una unidad territorial administrativa autónoma dentro de la República Federal de Bosnia y Herzegovina; oficialmente forma parte de las dos entidades de la nación. El territorio es importante porque se encuentra entre las dos partes de la Republica Srpska.

La población del país es principalmente en un 45-50% bosniaca (musulmanes), 35-40% serbia (ortodoxos) y 10-15% croata (católicos); hay una fuerte correlación entre la identidad étnica y la religión. En la Republica de Srpska es donde se concentra la población serbia (ortodoxos) con alrededor de un 80%.

Foto: wikipedia (Kseferovic)


Personas influyentes en la historia reciente del país:

Ratko Mladić

Cuando tenía dos años, su padre, un líder militar de los partisanos de Bosnia, fue asesinado por los "ustachi" croatas aliados de los nazis; hecho que dejó una fuerte marca en su personalidad.

Con solo 15 años se incorporó al ejército y su carrera fue meteórica. Era un seguidor acérrimo de los principios de Tito y defensor a ultranza de la unidad de la Yugoslavia multiétnica. Fue el jefe de Estado Mayor del ejército de la Republica Srpska durante la Guerra de Bosnia; responsable del sitio de Sarajevo y del genocidio de Srebrenica; en aquellos momentos era el mando más del alto del VRS (Ejército de la Republica Srpska).

Conocido como “El carnicero de Srebrenica” llegó a clamar que «las fronteras se dibujan con sangre y los Estados se marcan con lápidas».

En 1994 este general de hierro, sufrió una gran tragedia, su hija Ana a los 23 años se quitó la vida (con la pistola favorita de su padre, que había recibido en la graduación de la academia militar), incapaz de asimilar que su padre y el monstruo fueran la misma persona; él nunca aceptó el suicidio y siempre afirmó que había sido asesinada por sus enemigos. Dicen que la tragedia de su hija, todavía le endureció aún más.

El 8 de noviembre de 1996 la presidenta de la Republica Srpska, Biljana Plavšić, en cumplimento de los Acuerdos de Dayton, forzó a Mladić a abandonar su puesto; aunque siguió recibiendo una pensión durante diez años. Tras la Guerra de Bosnia se trasladó a Belgrado, donde vivió protegido por Slobodan Milošević.

Fue acusado por el Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia, de diversos crímenes de guerra contra la población de Sarajevo, del genocidio de Srebrenica y de la toma de rehenes de personal de la ONU; y fue declarado prófugo por el Tribunal.

En febrero de 2006 un informe de la inteligencia militar serbia, filtró a la prensa que se había ocultado en instalaciones militares hasta el 1 de junio de 2002; ese mismo año el Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia, instó al gobierno serbio a buscarlo sin demora. En septiembre de 2006 comenzó en Belgrado, un juicio contra 11 personas acusadas de pertenecer a una red organizada para esconder el ex-general.

El Gobierno de los Países Bajos expresó reiteradamente, que se negaría a firmar con Belgrado el Acuerdo de Estabilización y Asociación (paso previo a la adhesión a la Unión Europea), hasta que Madlić fuera detenido y juzgado por el Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia.

El acceso de Serbia a la Unión Europea, fue condicionado por la entrega de Madlić al Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia. El 26 de mayo de 2011 el presidente de Serbia, Boris Tadić, anunció su captura en una operación conjunta entre la policía y el servicio secreto serbio. Y el 22 de noviembre de 2017 fue declarado culpable de diversos crímenes contra la humanidad, entre ellos el genocidio de Srebrenica; y sentenciado a cadena perpetua.

Para algunos, como los extremistas nacionalistas serbios, lo consideran un héroe; mientras que para los habitantes de otras ex-repúblicas yugoslavas, simboliza la destrucción y la muerte.

Foto: wikipedia (Evstafiev)

Radovan Karadžić

Tras el referéndum sobre la independencia de Bosnia y Herzegovina de Yugoslavia, en noviembre de 1991 los serbios de Bosnia realizaron un referéndum, cuyo resultado fue mayoría absoluta a favor de permanecer en el estado de Serbia y Montenegro. Resultado con el que asamblea serbia, el 9 de enero de 1992, proclamó la República Serbia de Bosnia y Herzegovina (República Srpska), adoptando en su Constitución ser parte del estado federal de Yugoslavia, con Karadžić como presidente de la República Srpska entre 1992 y 1996.

El 21 de julio de 2008 fue detenido por el servicio secreto serbio en Belgrado, donde había logrado ocultarse durante 12 años, bajo una identidad falsa como un experto en medicina alternativa. Tras su captura, el presidente del gobierno serbio, Boris Tadić, informó que cumpliría con la legalidad y lo entregaría al Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia.

En el alegato que hizo Karadžić, denunció que el Gobierno de Estados Unidos le prometió durante los Acuerdos de Dayton, inmunidad para no ser juzgado por el Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia, a cambio de retirarse de la vida pública. Tras 8 años de juicio, el 24 de marzo de 2016, fue condenado a 40 años de cárcel como máximo responsable del genocidio de Srebrenica y el sitio de Sarajevo.

Foto: wikipedia (Evstafiev)


Actualidad (noviembre 2018).

Ratko Mladić está apelando la condena, alegando que en su juicio se cometieron “errores de base”; su defensa también tiene previsto solicitar la libertad provisional por motivos humanitarios, alegando problemas de salud.

La sentencia de Ratko Mladić a finales de 2017 fue la última del Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia, tras la disolución de este Tribunal, los casos pendiente pasan al Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales (MTPI).

Radovan Karadžić ha pedido la anulación de la sentencia o un nuevo juicio, alegando que hubo "errores legales de procedimiento y de interpretación del derecho"; enfrente está la fiscalía que considera "insuficiente" la condena a 40 años. Se espera que el veredicto llegue a finales de este año.